8 de septiembre de 2010

La Puerta de Ishtar


Antes de nada, ruego que sepan disculpar el largo periodo que llevo sin actualizar el blog con artículos de rol. Ha sido un verano accidentado, y con la mente en otros asuntos no andaba yo fino para escribir nada que mereciera la pena leerse. Cuando el día a día recobre la dinámica del curso universitario, puedo asegurar que le dedicaré más tiempo y con mayor constancia a colgar artículos en el blog. No me iba a poner a estudiar, acábaramos.

Pues bien, terminada ya la disculpa de rigor, vamos al turrón. El panorama rolero se ha movido mucho a lo largo de este pegajoso verano, trayéndonos varias noticias interesantes. Para no desentonar con la que ha sido siempre una de mis prioridades, esta es, dar especial cobertura a aquellas iniciativas que parten del aficionado; quiero empezar esta nueva temporada con el interesante proyecto (en desarrollo) de wachinayn, el juego de rol La Puerta de Ishtar.

Antes de nada, lo suyo es comenzar con el texto de introducción a la ambientación del juego, que está bastante conseguido, y la fantástica ilustración de portada, obra de Manzanedo (del que ya se ha hablado por aquí en referencia a su participación en el retroclón de la Marca del Este):




"Entre las cuencas del Idigna y el Buranum se encuentra el Imperio de Akkad. Conquistado y gobernado por Sargón el Alquimista desde hace más de 2000 años. Primer y Único Emperador. El más grande desde Gilgamesh. Allí los Awilu viven rodeados del lujo y la comodidad, mientras los Mushkenu y los Wardu, las razas creadas, trabajan por ellos y les protegen de todo peligro.

Enmerkar, Rey Brujo de trenzadas barbas, domina con puño de hierro la ciudad de Uruk. El sacrificio de incontables vidas a los deseos de los dioses de las estrellas desde lo alto del Ziggurat le proporciona conocimiento y poder. Shuk-Nippurash, la que no necesita esposo, trae la fertilidad a Kish. Los Fenicios, artesanos sordomudos, ofrecen su mercancía a los comerciantes de Assur a cambio de vidas. Una revuelta de aquellos esclavos que temían ese destino es sofocada en Lagash. La peste, sin duda invocada por algún Brujo rival, se ceba en Nippur. Las incursiones de los Cimmerios desde las montañas del norte y de los Amorreos desde el desierto del oeste se saldan con violentos combates. Armas de bronce chocan entre sí y la sangre es lo único que riega la árida estepa entre los ríos.

En Akkad la libertad no existe. En Akkad la vida no vale nada. Dicen que es el precio de la civilización.
Pero no siempre fue así. Antes era Sumer.

Pero los que aún conocían la escritura perdida huyeron con Hammurabi. Con su dios Enlil derrotado, fundaron la ciudad subterránea de Babylonia, a dónde no llega la enfermiza luz de las estrellas. Más de dos milenios lleva La Puerta de Ishtar, que permite su acceso, cerrada."


El juego mezcla en su ambientación elementos de la obra de Lovecraft, de Robert E. Howard, de la cultura sumeria, acadia y babilónica y, si se me permite la referencia, también ha habido alguna inspiración por parte de los viejos Enanos del Caos de Warhammer (de las pocas aportaciones interesantes de la ambientación de WH Fantasy) para ofrecer lo que hasta ahora parece un juego de espada y hechicería que se sale de la norma, con gran potencial. Personalmente creo que todas las referencias escogidas combinan muy bien, y el panorama pinta de los más interesante. Esto, unido a la seriedad adicional que le añade a un proyecto de estas características la participación de artistas de la calidad de Manzanedo, son razones más que suficientes para no perder de vista la evolución del proyecto y desear ver el resultado final lo antes posible.

Mucho ánimo desde el DT al autor, para que no le flaqueen ni las fuerzas ni la inspiración. Permaneceremos atentos a las novedades.

3 comentarios:

Selenio dijo...

Yo tengo también muchísima ganas de ver ese juego completado. Pinta muy bien.

Selenio.

Gary Arkham dijo...

Hey! Me alegra verte de nuevo activo, Selenio.

:)

wachinayn dijo...

Gracias por haceros eco y por los buenos deseos. :)

Y por cierto, haces bien en ver a los Enanos del Caos de fondo. Algo de ellos hay por ahí.