19 de enero de 2009

DE PROFUNDIS: CARTAS DESDE EL ABISMO

Hola a tod@s

Vivimos una época magnífica para procrastinar. Nuestras tiendas favoritas están repletas de estanterías llenas a rebosar de nuevos juegos: preciosas cajitas de mil colores y libros de atrayentes nombres que nos aceleran el corazón y nos roban el aliento en un éxtasis stendhaliano. Sin embargo, la realidad no tarda en aplastarnos como si de una pesada losa se tratase. Desgraciadamente, la mayoría de nosotros no tenemos el dinero suficiente para llevarnos todos los productos que nos entran por los ojillos. Algunos, aunque tuvieran el dinero carecen de tiempo para dedicarse a probar todos y cada uno de ellos. Así, cruelmente, la vida nos obliga a elegir y discriminar. Una tarea, supongo que por suerte, que se hace más difícil cada año, conforme la calidad de los productos aumenta y las nuevas ediciones nos llaman a la tentación.

¿Pero cómo decidirse? Todo mola tanto... A veces, las puntuaciones medias de boardgamegeek.com o las opiniones de los foros no nos llenan, y nos vemos solos y desamparados frente a un universo de posibilidades. Son situaciones tristes, que tenemos que experimentar amargamente todos los jugones.

Por eso Jesucristo inventó las reseñas. A veces, un jugón más alienado que el resto decide comprar algo por nosotros, probarlo y dejar su opinión colgada en la red. Opinión que quizá, si se hace desde la fraternidad y el buen rollo, nos ayuda a decantarnos por un producto u otro.

Aquí colgaremos con cierta frecuencia nuestras impresiones sobre los juegos que vayamos probando. Como opiniones que son, están a la altura de las miles que podréis encontrar en otras páginas web. No somos críticos ni expertos con gruesas gafas de pasta, así que nuestra única intención es compartir experiencias, buenas o malas, con todos vosotros.

Y sin más dilación, comencemos con la primera de ellas.


DE PROFUNDIS: CARTAS DESDE EL ABISMO


Imagen


¿QUÉ ES DE PROFUNDIS: CARTAS DESDE EL ABISMO?

Lo fácil sería decir que es un juego de rol. No tengo una buena definición de juego de rol a mano, pero sería justo añadir que, en caso de que lo fuera, De Profundis es un juego de rol muy particular.

Su autor lo define como “psicodrama por correspondencia”. El psicodrama es como un juego de rol, pero no tiene director de juego. Los jugadores crean todo ellos, desde sus personajes, los acontecimientos hasta el mundo de juego. Cada participante es jugador y director al mismo tiempo. No necesitas nada para jugar: ni dados, ni hojas de personaje, ni reglas, ni una aventura preparada. Los jugadores simplemente abren su mente, se dejan llevar por la imaginación y van dando forma a una historia.

Pero De Profundis no es un juego por correo. Es un juego por correspondencia (si, se juega carteándote con tus amigos). Tú interpretas a un personaje que escribe cartas de estilo y atmósfera similares, en principio, al universo de H.P Lovecraft. Sin embargo, no se limita a Lovecraft. El objetivo es tejer una trama llena de intriga y terror a lo desconocido, rodeado del halo de lo sobrenatural. Las historias de Ser Arthur Conan Doyle, Edgar Allan Poe, Oscar Wilde, Mary Shelley, Bram Stoker o tantos otros escritores del género de intriga y terror son también una magnífica fuente de inspiración para los relatos. Drácula, de hecho, es un magnífico ejemplo: una acción que tiene lugar en la psique de los personajes, narrado mediante cartas y diarios. Eso es lo que pretende conseguir una partida de De Profundis.

BUENO, VALE ¿PERO CÓMO SE JUEGA?

Cada jugador interpreta a un personaje ficticio. Este personaje vive, en principio, en 1920, en la atmósfera oscura y llena de misterios y terror que plasma la literatura de principios de siglo. Puede ser lo que desees: un detective, un catedrático de universidad, una fulana...Pero por algún motivo, su vida cambia y comienza a verse involucrado en una emocionante historia. Las tramas pueden ser infinitas, pero comparten algo: el misterio, el terror, el contacto con lo sobrenatural. Entonces comienza a plasmar sus experiencias en una carta, o un diario. No se trata de narrar lo que haces, sino de reflejar los pensamientos, experiencias y reflexiones de nuestro personaje. Acción y emoción deben entremezclarse para desarrollar una angustioso e intrigante psicodrama. Luego, este jugador envía sus escritos a otro jugador, que sacará de su buzón un sobre amarillento y lacrado que le transportará a un mundo alternativo. Leerá la historia, y la continuará. Escribirá su propia carta, y la reenviará al primer jugador. Ambos jugadores desarrollan la trama, teniendo en cuenta que aquí no importa qué nivel tienes, qué experiencia ganas ni qué Dotes tiene tu personaje, sino contar una historia. La Historia, con mayúsculas.

Un ejemplo improvisado sobre la marcha: puede que Arthur, un cochero de Londres, encontrara una extraña estatuilla de piedra en un antiguo cementerio, cuando iba a dejar flores a su difunta esposa. Puede que se la llevara consigo, y empezara a oir los lamentos de su esposa en sueños, y que casi sintiera como la estatuilla, con inscripciones egipcias, vibrara en mitad de la noche. Puede que, aterrorizado, mandase la estatuilla a Krauss, un profesor de la universidad de Arkham. Y puede que algún amigo tuyo encuentre un día al volver del trabajo o la facultad, un paquete en su casa. En su interior hay una carta, y una estatuilla. Y asi comenzaría todo. ^_^

Hay que aclarar que el juego no propone sólo el intercambio de cartas. Tal y como explicita su autor, el grueso de De Profundis consiste en el intercambio de correspondencia, pero también propone completar la experiencia “psicodramática” incorporando sesiones de improvisación en grupo y hasta en solitario. Dos opciones mucho más limitadas pero que con el espíritu y ambientación adecuados seguro que ayudan aún más a fundirnos con el drama cósmico de Lovecraft.

OTROS DETALLICOS

El juego tiene, a priori, varias ventajas intrínsecas. Una de ellas es que no hace falta quedar para jugar. Por no hacer falta, no hace falta ni leer reglas, ni vivir cerca, ni na de ná. Los jugadores pueden intercambiar cartas con la frecuencia que deseen, y éstas pueden tener el grado de elaboración y longitud que ellos quieran. Claro está, intentando mantener viva la atmósfera y la intensidad de la historia. Lo más complicado, por llamarlo de alguna forma, es escribir siguiendo el estilo de la literatura de intriga y terror de la época. Sin embargo, el juego incluye muchos consejos para que esto no resulte un problema.

Otra ventaja es el precio. De Profundis se vende por 9'90€. El “manual” son en realidad 36 cartas con consejos, ambientación y algunas ideas para comenzar aventuras. En nuestra opinión merece la pena, ya que se trata de un juego atípico con una mecánica de juego atípica, y algo de orientación se agradece en gran medida. En cualquier caso, si os queréis ahorrar los cuartos, hay otros deshonestos medios de adquirirlo, medios execrablemente gratuitos y cómodos, pero no los recomiendo en absoluto ni pienso mencionarlos aquí.

Y nada más. Si os ha intrigado este original juego, podéis preguntar aquí todos los detalles que queráis y estaremos encantados de responder vuestras dudas.

¡Hasta pronto!

1 comentario:

Carolina de Loncard dijo...

La verdad es que es, como poco, curioso. Seguro que al principio te encuentras un poco perdido, pero a mi me suele pasar con los juego de rol de cualquier tipo. Me imagino que conforme vas entrando en la dinámica de escribir y en la trama todo es más sencillo, y más emocionante.

Además, el correo ordinario tiene una "emoción" que no tiene el mail (siempre que no sean facturas): la espera, abrir el buzón y ver que hay una carta, el tacto del papel, la intriga de lo que contendrá...

Me parece una forma muy original de jugar al rol, y de poder hacerlo con gente que está lejos físicamente. Si bien es cierto que es otro tipo de rol, más pausado que el rol en mesa, no creo que por eso esté carente de emoción.

Bueno, ahora sólo queda probarlo y comentar la experiencia, ¿no creéis?

Saludos a todos.
Ciao!